Educar para el asombro

El pasado mes de Octubre, con motivo del día del profesor, tuve el honor de reflexionar gracias a INACAP y junto a sus profesores. Hablamos sobre la tarea de educar.

¿Qué es necesario antes de nada? Si miramos hacia atrás,cuando eramos niños, la compuerta que abría hacia el aprendizaje, era el asombro. La capacidad de asombrarnos, de sentir curiosidad ante lo nuevo, nos orienta a asimilar y generar nuevos conocimientos y capacidades.

Albert Einstein, hacia una reflexión sobre esta capacidad, demostrando su importancia a lo largo de la vida:

Lo importante es no dejar de hacerse preguntas, la curiosidad tiene su propia razón de existir.

¡Soy un convencido del entrenamiento de esta capacidad!

Os dejo un par de fotos del evento:

[slideshow_deploy id=’1632′]

Un abrazo,

Miguel

Deja un comentario