Los puentes por los que cruzamos

Llevaba tiempo queriendo escribir sobre la experiencia de los cambios, que son  ocasiones para atravesar de punta a punta los precipicios de la vida.

Para mí, los cambios son puentes que surgen de las circunstancias. Pocas veces son firmes y seguros y muchas veces son, frágiles y quebradizos.

Mientras se cruza, percibes la altura del momento en cada paso y sientes el vértigo de andar sin suelo firme.

Mirando hacia el fondo del precipicio, notas el vacío y experimentas el miedo de poder caer, agarrándote fuertemente al pasamanos que une al puente como la única guía segura que te lleva al otro lado.

Pero también, no olvides que en cada paso, se fortalece la seguridad y la confianza y se aprende a ver el otro lado con esperanza y entusiasmo disolviendo la inseguridad.

Te deseo valor para cruzar tus puentes,

Miguel