¿Podemos apasionarnos por lo que hacemos?

Publicado por en Desarrollo Profesional, Liderazgo

¿Podemos apasionarnos por lo que hacemos?

“Todas las pasiones son buenas mientras uno es dueño de ellas, y todas son malas cuando nos esclavizan” Rousseau

Habitualmente, cuando pensamos en un artista, un deportista o un músico, tendemos a pensar que son personas con una gran vocación en lo que hacen. Son actividades en la que se invirte mucho tiempo y esfuerzo por algo que es importante para ellos. Para mi, es el ser a través de una acción.

¿Podemos apasionarnos por lo que hacemos? La respuesta es SÍ, aunque como pensaba Rousseau, no siempre tiene consecuencias positivas.

Esto mismo llevo al equipo del profesor Vallerand (2003) a preguntarse, medir y explicar la “motivación extraordinaria” sobre una actividad. Midieron dos posibles tipos de pasión, la armoniosa y la obsesiva. La primera, bajo el control de la persona, la segunda bajo el control de las consecuencias de la actividad. Esto no es fácil explicar, pero puede verse mejor reflejado en las siguientes preguntas: ¿Hago lo que hago porque quiero y disfruto? (i.e. Armoniosa), ¿Hago lo que hago porque debo y reduzco la ansiedad? (i.e. Obsesiva).

En el artículo escrito junto a otros colegas (ver Lisbona, Palací y Bernabé, 2016) se lleva a cabo una revisión de las consecuencias, contar con personas apasionadas en el trabajo es algo bueno, aunque, parece necesario entender y saber regular los procesos que subyacen a ella para sacar el máximo partido. Te invito a leer artículo que realizamos y conocer algo más sobre ello.

Miguel.

 

Bibliografía

Lisbona, A., Palací, F. y Bernabé, M. (2016). ¿Podemos apasionarnos por el trabajo? Una revisión de la pasión para el trabajo. Papeles del Psicólogo, 37(3), 165-168. URL: http://www.papelesdelpsicologo.es/pdf/2771.pdf

Vallerand R. J., Blanchard C. M., Mageau G. A., Koestner R., Ratelle C., & Léonard M. (2003). Les passions de l’âme: On obsessive and harmonious passion [The passions of the soul and is obsessive Harmonious passion]. Journal of Personality and Social Psychology, 85, 756–767