Ser conscientes de las emociones

Una de las competencias que mejor ayuda a la gestión de los equipos es reconocer los estados de ánimo, tanto propios como los ajenos. Esta competencia se encuentra dentro de la conocida Inteligencia Emocional.

Ser capaz de reconocer y hacer consciente los estados de ánimo fortalece las relaciones y la influencia que el líder puede llevar a cabo. Saber y poner nombre a esos estados que aparecen cuando se manejan entornos de incertidumbre, logro o dificultad en el día a día son un valor añadido para los integrantes de los equipos. Y esto es un recurso muy útil también para llevar a los integrantes a un nivel más alto de desarrollo profesional y personal.

Cómo gestionar el enfado de una forma adecuada, el papel de la tristeza en la vida o las emociones de alegría y entusiasmo para mantener un nivel de motivación en los equipos, son competencias que sin duda permiten crear vínculos sanos que redundan en una mejor cohesión y atenciones entre los integrantes del equipo, creando un entorno laboral más fructífero.

Ser consciente de uno mismo y valorar las cualidades que te distinguen a ti y a tu equipo, aumentan la propia confianza. Sin duda alguna, es un recurso personal importante para manejar los pormenores del día a día.

Cuida de esto, y ya estarás cuidado de tu vida.

Miguel